Los usuarios de paneles solares pueden vender energía a la CFE

Ahora los usuarios de sistemas de paneles fotovoltaicos, menores a 500 kW, no solo pueden consumir su propia energía solar, sino también vender a la CFE la energía eléctrica que exceda sus necesidades, bajo el esquema Net Billing. Con esta decisión, se detonará el crecimiento del uso de paneles solares en todo el país.

La Asociación Nacional de Energía Solar (ANES) señala que los prosumidores (productores/consumidores) y usuarios de energía solar son una pieza clave para luchar contra el cambio climático,  que además genera empleos de calidad para muchos mexicanos.

En el país existen 420 mil usuarios con tarifa de alto consumo y 3 millones de pequeños y medianos comercios que son perfectos candidatos para usar paneles solares y ser parte de la producción de energía eléctrica bajo esquemas como Net Billing (facturación neta), Net Metering (medición neta) y venta total.

Si un usuario de paneles solares tiene la oportunidad de vender sus excedentes de energía eléctrica, puede recuperar la inversión de la instalación de este sistema entre 4 y 7 años. En 2017 la medición neta creció 92% en número de interconexiones y 63% en capacidad instalada, lo que equivale a 28 mil contratos nuevos.

Cada vez más empresas recurren a paneles solares

El consumo de energía eléctrica representa una parte importante de los costos de producción en diversas empresas, lo que ha llevado a buscar alternativas que generen un mayor ahorro. Debido a esto, el sector privado y varias dependencias se ha enfocado a promover este tipo de energías alternativas, ya que puede representar un ahorro de hasta 90% en sus costos de energía eléctrica.

El tamaño de los sistemas solares fotovoltaicos varía de acuerdo a las necesidades que requiera cada empresa e industria. Los pequeños ya se ven operando en muchos de los parques industriales del país, sobre todo en el alumbrado público. Los paneles medianos ya se emplean para abastecer de energía eléctrica a las oficinas y negocios. Y los paneles grandes se utilizan para cubrir las necesidades de las empresas medianas y grandes.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que los paneles siguen conectados a la red de la CFE, lo que quiere decir que cuando no se consume lo que producen, está energía regresa nuevamente a la red y a través del recibo, la CFE nos indica la cantidad que se devolverá o que será considerada en las futuras facturaciones. De este mismo modo, cuando los paneles no alcanzan a generar lo necesario, la CFE lo proporciona y lo incluye en la próxima facturación.